.


Karel Capek, el padre del robot

por Amadeo y Joel

    “La Naturaleza no ha encontrado más que una forma de organizar la materia viva. Hay, sin embargo, otro método más simple, más flexible y más rápido en el que la Naturaleza aún no ha pensado.” (R.U.R.)

    “Se puede hacer la revolución donde quiera, salvo en las administraciones, incluso para acabar con todo hará falta destruir el universo y sólo acto seguido las administraciones.”

    “Un poco de disimulo es el único vínculo sólido entre los hombres.”

    “Los hombres deberían primero creer en los hombres, y el resto vendría solo.”

    El 9 de enero del 2015 se cumplen 125 años del nacimiento de Karel Capek. Este hombre es un escritor checo que destacó por sus obras dramáticas, teatrales y novelísticas de los primeros 50 años del siglo XX. Fue fundador y director del teatro de arte Vinohradsky.

    Este autor creó el concepto moderno de "robot". El vocablo se lo sugirió su hermano cuando Capek le preguntó cómo designar estos seres que protagonizaban su obra teatral. Probablemente, el término proceda del eslavo con el significado de “esclavo” o del checo, “trabajo”. Las novelas de Capek suelen incluir obras fantásticas, de ciencia ficción y trilogía filosófica.Uno de sus relatos que más éxito tuvo fue La Fábrica del Absoluto (1921), que mezcla lo científico y lo religioso. Es una novela divertida y reflexiva. Otra de sus obras fue la denominada La guerra de las salamandras (1937), una de la narraciones más extraordinarias del siglo XX.

    Tenía 20 años cuando decidió escribir su primera obra de teatro: R.U.R. (siglas de Robot Universales Rossum, 1920). Karel utilizó estas palabras para designar “Robot”:  
(...)seres artificiales, creados a imagen y semejanza de los humanos, estos seres poseen unas habilidades extraordinarias, pero carecen de sentimientos. No pueden amar, ni odiar, ni sentir dolor, envidia, o lástima, porque así lo han querido sus creadores. Sin embargo, son ingenios capaces, fuertes e inteligentes (Dirección de la cita)
   Cerca del aniversario de este dramaturgo la gente suele dejar robots de juguetes en su tumba, como símbolo de su creación.

Dirección de la imagen

    Una  de las preguntas del ser humano al ver el gran desarrollo que se produce en el ámbito de la robótica es: "¿Puede considerarse ética la práctica de esta ciencia?" Es algo que realmente no te paras a pensar. Tú te imaginas desde un robot del tipo Wall-e “que es un simple robot que recoge basura” hasta C-3PO, un robot de la saga de Star Wars, que es capaz de utilizar más de seis millones de formas de comunicación. Son máquinas completamente distintas y que aparecen en una filmografía con un fin opuesto: Wall-e es una película para un público más infantil; sin embargo, Star Wars está dirigida al mundo adulto o adolescente.

    Las películas nos hacen ver de manera diferente la realidad, pero… la realidad supera la ficción. Estas también nos han ayudado a tener distintas visiones sobre una realidad, en este caso robots 'buenos' y robots 'malos'. Un ejemplo claro de robot malo sería V.I.K.I. de la película Yo, Robot un enemigo de la humanidad. Otro conocido 'robot' apareció en la gran pantalla con el nombre de “María", sí, María, un nombre tan común en la sociedad española. Protagonizó la película Metrópolis llevada al cine en 1927. El director de esta proyección fue Fritz Lang.
    
    Isaac Asimov, escritor de ciencia ficción, enunció estas tres leyes que todo robot debe cumplir:
1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por inacción, dejar que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
3. Un robot debe proteger su propia existencia, siempre que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.
(Leyes extraídas de: http://www.elmundo.es/especiales/2008/07/cultura/pixar/leyes.html)
    A pesar de los avances en este campo, la robótica constituye un campo de descubrimiento todavía en desarrollo, ya que el ser humano avanza y, en consecuencia, crea cosas nuevas, experimenta, prueba, falla, intenta, hasta encontrar el resultado perfecto. Nosotros, como personas, intentamos buscar la perfección, destacar sobre los demás, impresionar. Sin duda esta ciencia es un campo interesante para investigar; no obstante, es conveniente estar alerta de estos seres, ya que nunca se sabe si podremos acabar conviviendo con ellos, incluso ser sus pupilos…



Your Reply

Déjanos tu comentario